Luego de la acusación hecha a un profesor de la Universidad Witwatersrand, quien habría violentado a varios estudiantes, el P. Russell Pollit SJ, párroco de la Holy Trinity Church de Johannesburg, ha exhortado a “adoptar una actitud clara frente al abuso, la crueldad y el estupor”. 

Holy Trinity es la iglesia católica de los estudiantes y personal de la Universidad Witwatersrand, una universidad pública situada al norte de Johannesburg. El P. Pollit ha escrito una carta abierta en la que agradece a las víctimas de este crimen por haberse presentado en público y por confiar en él como párroco. “No puedo imaginar el dolor, la pena y el daño que habrán sufrido”, dice Pollit, y añade que aunque incompetente en la materia puede, sin embargo, escuchar y guiar a las víctimas hacia otras personas que están en posición de ayudarlas. “Les puedo ofrecer un sitio donde hablar, donde sentiros seguros, y donde comunicarles el apoyo de la Iglesia a través de la oración y los sacramentos de salvación”, continúa la carta.

La parroquia de Holy Trinity, en colaboración con una escuela local, ha lanzado la iniciativa Kwanele Kwanele (“ya está bien, ya está bien”) para manifestar su actitud con respecto a abusos sexuales, la crueldad y el estupor“Pediremos a nuestros fieles que expresen su actitud mediante una promesa hecha al fin de la Misa, tan pronto como se pongan a la venta las camisetas Kwanele, Kwanele”, ha asegurado el P. Pollit. “Animaremos a todos a que adquieran esas sudaderas y se las pongan los viernes. El cambio comienza con nosotros y no con el gobierno o con otras autoridades.”

(Jesuitas por el Mundo)