El sueño se hizo finalmente realidad para los 49 estudiantes que se graduaron en coloridas ceremonias celebradas en el campamento de refugiados de Kakuma, en el noroeste de Kenia, y en el campamento de Dzaleka, Malawi. Culminaba así el sueño de los estudiantes que completaron los tres años del programa piloto de la diplomatura online en Humanidades, de la jesuita Regis University de Denver, EE.UU.

Tras años de planificación y duro trabajo en condiciones muy difíciles, el primer grupo de 49 refugiados patrocinados por el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) ha apenas obtenido su grado universitario. Se trata de los refugiados que han participado en el innovador diplomado online en Humanidades gestionado por el JRS y Jesuit Commons: Educación Superior en los Márgenes.  Una primera ceremonia de graduación se celebró en el campamento de Kakuma, en Kenia, donde 26 refugiados recibieron sus diplomas otorgados por la Regis University de Denver.

Un segundo acto se celebró en el campamento de Dzaleka, en Malawi, por otros 23 estudiantes. “Este es un momento increíble para estos refugiados, sus familias y sus comunidades. Después de haber sido obligados a huir en busca de seguridad, vivienda, alimentos y empleo, la idea de la universidad parecía inalcanzable. Se trata de un viaje desde la supervivencia al renacimiento, una transformación en la vida de los refugiados y sus comunidades. En medio del conflicto y de la inestabilidad, la educación ofrece a los refugiados el alimento intelectual para rehacer sus vidas. Este programa no sólo prepara a los participantes profesionalmente, también tiene un impacto en toda la comunidad”, dijo Peter Balleis SJ, director internacional del JRS.

La iniciativa “Educación Superior en los Márgenes”, ofrece a los refugiados la oportunidad de ampliar sus conocimientos y ayudar a sus comunidades. Combina lo mejor de las nuevas tecnologías con la filosofía de la pedagogía ignaciana de los jesuitas que hace hincapié en el aprendizaje mediante la experiencia, la reflexión, la evaluación, la acción y el servicio.

(Fuente: Jesuitas por el Mundo)