El vicegobernador de Washington, Cyrus Habib (de origen iraní y ciego), anunció el jueves 19 de marzo, Solemnidad de San José, su nuevo destino, que no pasa precisamente por la política: “Hoy temprano, anuncié que no me postularé para la reelección como vicegobernador del Estado de Washington y decidí ingresar a la Compañía de Jesús”.

El hasta ahora político estadounidense lo ha confirmado en un artículo a modo de testimonio publicado en America Magazine, la prestigiosa publicación jesuita. “Esta decisión –prosigue– sigue a dos años de discernimiento cuidadoso y en oración. Pero, debido a que ese proceso ha sido casi completamente privado, me doy cuenta de que será una gran sorpresa para mis electores y seguidores”.

Ocho años de carrera

“Muchos se preguntarán –admite– por qué alguien que ha pasado los últimos ocho años subiendo la escalera política y que tiene una posibilidad no insignificante de acceder a la gobernación el próximo año, cambiaría una vida de autoridad por una de obediencia”.

Así, el mismo Habib relata que, en todos sus cargos (en 2012 empezó como representante estatal, en 2014 pasó a ser senador y en 2016 alcanzó la condición de vicegobernador), siempre le ha movido su profunda fe religiosa, basándose sus valores “en la enseñanza social católica, que ubica a los pobres, los enfermos, los discapacitados, los inmigrantes, los presos y todos los marginados en el centro de nuestra agenda social y política”.

De origen iraní y ciego

“Sabía desde la infancia –remacha– lo que era ser excluido por ser un niño ciego de una familia iraní, y he tratado de usar el poder que me han dado los votantes para asegurarnos de avanzar urgentemente hacia ese día en que nadie se sentirá dejado atrás o dejado fuera en nuestra sociedad”.

Habbi añade que esta experiencia lo motivó a convertir el acceso a la educación superior en la máxima prioridad durante su gestión. “Estoy emocionado de que a través de la legislación que hemos creado y los programas que hemos lanzado, hemos eliminado los obstáculos a la universidad para innumerables ciudadanos de Washington que serán los primeros en sus familias en incluso contemplar la idea de seguir estudiando después de la secundaria.

¿Por qué la Compañía de Jesús?

“Los jesuitas son conocidos por su dedicación a la educación, particularmente la educación superior, por su filosofía de encontrar a Dios en todas las personas, culturas y cosas, por su defensa de una Iglesia y un mundo más inclusivos y por servir como directores espirituales enraizados en las prácticas contemplativas de la espiritualidad ignaciana. Y ahora el Papa Francisco, el primer papa jesuita, ha llevado estos valores a su liderazgo de la Iglesia universal y, al hacerlo, inspiró a una generación de católicos a volver a comprometerse con su fe”.

“En este punto, es demasiado pronto para saber a dónde me llevará mi vida como jesuita, pero estoy seguro de que implicará la enseñanza, el diálogo intercultural e interreligioso, la defensa y el acompañamiento espiritual”, concluye el nuevo prenovicio jesuita.

Definitivamente, la política estadounidense pierde a una de sus prometedoras figuras, pero la Compañía de Jesús y la Iglesia ganan a quien ha testimoniado con sus actos no haber olvidado nunca sus raíces.

Fuente: Vida Nueva Digital

Testimonio completo de Cyrus Habib en America Magazine (inglés)