Sobre la tumba de San Francisco de Asís, el Papa Francisco firmó su tercera Encíclica, “Fratelli Tutti”, dedicada a la fraternidad y a la amistad social, valores esenciales para devolver la esperanza y el impulso a una humanidad herida incluso por la pandemia del Covid-19. El documento fue presentado este domingo 4 de octubre, fiesta del santo fundador de la Orden Franciscana.

¿Cuáles son los grandes ideales, pero también los caminos concretos a recorrer para quienes quieren construir un mundo más justo y fraterno en sus relaciones cotidianas, en la vida social, en la política y en las instituciones? Esta es la pregunta a la que pretende responder, principalmente “Fratelli tutti”: el Papa la define como una “Encíclica social” que toma su título de las “Admoniciones” de San Francisco de Asís, que usó esas palabras “para dirigirse a todos los hermanos y las hermanas, y proponerles una forma de vida con sabor a Evangelio” . El Poverello “no hacía la guerra dialéctica imponiendo doctrinas, sino que comunicaba el amor de Dios”, escribe el Papa, y “fue un padre fecundo que despertó el sueño de una sociedad fraterna”.

La Encíclica pretende promover una aspiración mundial a la fraternidad y la amistad social, reafirmado con fuerza el no a la guerra y la globalización de la indiferencia. A partir de una pertenencia común a la familia humana, del hecho de reconocernos como hermanos porque somos hijos de un solo Creador, todos en la misma barca y por tanto necesitados de tomar conciencia de que en un mundo globalizado e interconectado sólo podemos salvarnos juntos. Un motivo inspirador citado varias veces es el Documento sobre la Fraternidad humana firmado por Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar en febrero de 2019.

No obstante, como señala Andrea Tornelli en la editorial de Vatican News, “sería reductivo relegar la nueva encíclica sólo a la esfera del diálogo interreligioso”, ya que “contiene páginas esclarecedoras sobre el compromiso social y la acción política vivida como servicio y testimonio de la caridad, que se nutre de grandes ideales y planes para el mañana pensando no en la pequeña ganancia electoral sino en el bien común y sobre todo en el futuro de las nuevas generaciones”.

La pandemia del coronavirus llegó mientras el Papa escribía la Encíclica, por lo que el texto está impregnado de sus enseñanzas para una ‘nueva normalidad’ sin descartes. “El ‘sálvese quien pueda’ se traducirá rápidamente en el ‘todos contra todos’, y eso será peor que una pandemia”, señala Francisco.

DESCARGA  AQUÍ “FRATELLI TUTTI” EN ESPAÑOL (PDF)

Remondamos leer:

Mirar a los otros como hermanos y hermanas para salvarnos todos (Vatican News) 

Resumen por capítulos de Fratelli Tutti (Vida Nueva Digital)

Una Encíclica para revalorizar la Política (Religión Digital)

Pope offers Franciscan vision to heal broken world (The Tablet)