El 21 de enero de 2021 se inauguró la planta de oxígeno hospitalaria del Hospital I de Santa María de Nieva (Condorcanqui, Amazonas). Luego de 7 meses se hizo realidad poner en funcionamiento esta planta instalada gracias a la colaboración de la población de Nieva, amigos y amigas de otras regiones del Perú y de varios países.

En este acto participaron Héctor Requejo, alcalde provincial de Condorcanqui; Octavio Shakaime Sub prefecto de Condorcanqui; Ronal Llenque, director del Hospital; y el P. David Samaniego, párroco de Nieva y coordinador de la campaña “Una planta de oxígeno para Condorcanqui”.

“La alegría y gratitud nos invaden al recorrer este tiempo y reconocer la presencia y cariño de Dios en cada una de las personas que se sumaron a este sueño. Colaboradores del distrito, provincia, región, país y del extranjero se hicieron solidarias y gracias a su generosidad, hoy contamos con la planta de oxígeno. Gracias a todos y cada uno de ustedes por sumar esfuerzos y confiar en nosotros”, comunica la Coordinación Apostólica del Alto Marañón en su página de Facebook.

Antecedentes

La pandemia del COVID-19 ingresó a la provincia de Condorcanqui con tres primeros casos identificados el 3 de mayo en la comunidad de Taampe, y su propagación en las comunidades causó dolor por la pérdida de personas awajún, wampis e hispano hablantes de la tercera edad, entre ellos varios sabios indígenas. Así se puso en evidencia que el hospital de Santa María de Nieva no contaba con suficiente personal de salud, equipos, ni oxígeno, motivo por el cual los pacientes fueron referidos de emergencia hacia la provincia de Bagua.

Esta necesidad movilizó a varios ciudadanos y ciudadanas a realizar la campaña denominada “Por una planta de oxígeno para Condorcanqui” iniciada el 26 de junio. Luego invitaron al P. David Samaniego SJ, párroco de la parroquia de Nuestra Señora de Fátima, quien a su vez invitó al Comité Multisectorial Provincial para que esta iniciativa sea avalada por las instituciones públicas. A la par se emprendió una estrategia comunicacional con el apoyo de las emisoras radiales locales que utilizaron sus multiplataformas para dar a conocer la campaña en el ámbito nacional y mundial. El sueño era recaudar 20,000 mil soles para contar con una mini planta de oxígeno.

Campaña “Por un planta de oxígeno para Condorcanqui”

Las primeras personas en aportar a la colecta fueron los vecinos y vecinas de Santa María de Nieva y sus distintos barrios, comunidades y sectores. También aportaron las instituciones, organizaciones, comercios de la localidad y de la región. A nivel nacional se sumaron distintas organizaciones, movimientos, grupos de amigos y ex alumnos de la Compañía de Jesús, así como sus parroquias y obras. La visibilizarían los medios de comunicación a nivel nacional, los cuales ayudaron a que esta campaña se haga conocida, y el número de aportantes fue creciendo día a día.

La campaña fue liderada por la Iglesia católica de Nieva, siendo el P. David Samaniego el responsable junto a su comunidad jesuita. Asimismo, las congregaciones religiosas “Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús” de Nieva y las hermanas de la “Compañía Misionera del Sagrado Corazón de Jesús” de Huampami, y sus redes de amigos y obras nacionales e internacionales, promovieron la ayuda. Asimismo, laicos y laicas del Consejo Parroquial de Animación Pastoral también colaboraron en la realización de la colecta por las calles y establecimientos comerciales de Nieva.

En medio camino se tuvieron que hacer cambios, porque la planta presupuestada ya no se encontraba en el mercado debido a la creciente demanda a nivel global por la pandemia. Ante ello, se tuvo que presupuestar otro modelo de planta, de tal manera que la planta de oxígeno para Condorcanqui ‘paso a costar 400,000 soles. El reto creció y junto a este también la solidaridad de muchas personas de distintos lugares inimaginables.

Para recaudar el nuevo monto se sumaron los colaboradores y colaboradoras de las instituciones públicas con sus respectivos donativos como producto de una colecta interna. Se realizaron conciertos virtuales por la Amazonía, conversatorios, mesas de diálogo con la participación de instituciones internacionales y publicaciones que se compartían por medio de las redes sociales. El uso de las redes sociales como como estrategia comunicacional fue primordial.

El recaudo finalizó el 10 de agosto, alcanzándose la suma de 445, 440,16 soles. Según el técnico Héctor Requejo, alcalde provincial de Condorcanqui: “todas las gestiones se hicieron a nombre de la Municipalidad, Plan Binacional, Vicariato “San Francisco Javier” y sociedad civil”. El burgomaestre manifestó que el último ingreso fue la suma de 35,000 mil euros por parte de la embajada de Italia.

Los equipos de la planta de oxígeno llegaron a Nieva el 9 de setiembre. Personal de la Municipalidad Provincial de Condorcanqui y efectivos de la Policía Nacional y del Ejército Peruano colaboraron con el desembarque.