La Municipalidad del Cusco ha condecorado al P. Alejandro Repullés SJ con la Medalla de la Ciudad 2019, en reconocimiento a la valiosa labor pastoral que realizó en la zona durante muchos años. 

La condecoración se realizó este viernes, a las 10 am, en la Sesión Solemne del Consejo Municipal por el mes jubilar de la ciudad. Mons. Richard Alarcón Urrutia, Arzobispo Metropolitano del Cusco, recibió la medalla en representación del P. Repullés, quien actualmente reside en la Casa Nuestra Señora de Fátima de Lima, donde cuida de su salud y sirve como confesor en el Templo. 

El “Padre Tato” nació en Madrid en 1930 y llegó al Perú en 1964. Ha sido capellán de la Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco (UNSAAC) y del Colegio Fe y Alegría N° 21, Asistente Eclesiástico de CVX, párroco en Chinchero y Quispicanchi, y colaborador del Templo de la Compañía.