Los PP. Alfredo del Risco, Fabián Tejeda, Carlos Rodríguez Arana, Francisco Muguiro, Pedro Velazco y el Hno. Daniel Chaw, jesuitas peruanos actualmente en el exterior, nos cuentan sobre su situación en medio de la crisis por la pandemia del COVID-19.

P. Alfredo del Risco, SJ (Roma, Italia)

Es Director de la enfermería de la delegación de las Casas Internacionales.

“Yo llegué a Roma el jueves 5 por la noche, no tuve ningún problema. Lo único raro fue el viaje de Madrid a Roma. En un avión para 219 pasajeros sólo éramos unas 30 personas.

En Roma ha crecido muy rápido el contagio del coronavirus, por lo que han tomado medidas importantes, recomiendan quedarse en casa, salir sólo por necesidad de medicinas o alimentos. Recomiendan que los que pueden trabajar desde su casa lo hagan. Cerrados primero colegios y universidades, después negocios hasta las 6 pm. Después todo cerrado a excepción de negocios de alimentos y farmacias. Piden guardar las medidas de seguridad de protección personal.

En la Comunidad usamos los dos comedores, con tres puestos por mesa para guardar la distancia de un metro. Hay desinfectante en los lugares más importantes. No recibimos ningún huésped laico ni religioso, incluidos los jesuitas. No se reciben visitas, ni invitaciones a comidas. Por ahora nos mantenemos bien”.

P. Fabián Tejeda, SJ (París, Francia)

Estudia la Licenciatura en Teología y Antropología en el Centro Sévres.

“Por aquí, todavía vamos bien. Pero cada vez van aumentando más y más los casos y las medidas para evitar la propagación. El jueves anunciaron la suspensión de clases, el viernes la prohibición de agruparse más de 100 personas y ayer el cierre de todos los locales no indispensables: restaurantes, museos, lugares de culto, etc. Lo que es un poco paradójico es que han mantenido para hoy las elecciones municipales. Pero bueno… parece que habrá gran cantidad de ausencias. Todavía se puede salir a la calle, pero es altamente desaconsejado por las autoridades”.

P. Carlos Rodríguez Arana. SJ (Salamanca, España)

Es Instructor de Tercera Probación, última etapa de formación jesuita, en Salamanca.

“Por Salamanca todo bajo control. El problema es de los dos jesuitas que fueron a Tánger. No sabemos cuándo podrán salir… y Daniel Chaw es uno de ellos. Aquí en cuarentena, todo paralizado y metidos en casa desde hace varios días. Antes del real decreto ya teníamos el propio en la comunidad”.

P. Francisco Muguiro, SJ. (Manresa, España)

Realizando Ejercicios Espirituales.

“Estoy de bien casi como en Piura. Me ha cogido la emergencia en Manresa, en el tercer día de Ejercicios, y creo que voy a alargar mi estancia por la emergencia cinco días más porque la emergencia termina el 26 y el curso de reciclaje el 21. En Manresa no hay ningún afectado pero en Igualada, que está a 40 Km, hay más de 50 casos”.

P. Pedro Velazco, SJ (Roma, Italia)

Comienza la Licenciatura en Teología Moral en la Pontifica Universidad Gregoriana de Roma.

“En Roma (región del Lazio) estamos con restricción de movilidad. Uno solo
puede salir por cuestiones laborales o para comprar medicinas o alimentos. Los únicos negocios abiertos son las farmacias y tiendas de abastos. Los organismos del Estado funcionan pero a un 30%. En la región de Lazio se han reportado 357 casos, de los cuales 13 han fallecido. Italia tiene 21 157 casos con 1441 decesos. El gobierno italiano afrontó esta situación bastante tarde cuando ya el virus se había extendido en el norte. Desde la terraza puedo ver la ciudad desierta, eso era impensable meses atrás, pues Roma tiene un flujo turístico impresionante.

En el Colegio Bellarmino hemos tomado todas las precauciones prescritas por el gobierno italiano. En pocas palabras, estamos en una cuarentena de facto, porque el Estado oficialmente no la ha declarado. Las parroquias no celebran misas, ni funerales; están prohibidas todas las celebraciones hasta el 3 de abril. Sin embargo, es probable que esta situación se extienda. Las clases en la Universidad Gregoriana están comenzando a realizarse virtualmente a través de videoconferencias y los profesores nos han dado lecturas y trabajos para subsanar el tiempo sin clases. Pues no creo que se mueva el calendario académico”.

Hno. Daniel Chaw, SJ (Tánger, Marruecos)

Realiza la experiencia de ministerios de la Tercera Probación, colaborando en el asilo de los hermanos de la Cruz Blanca.

“Marruecos todavía no tiene el grado de contagio de Europa pero sí se están incrementando los casos aparecidos en Rabat, Casablanca y Fez. Hay gran temor de que llegue a Africa por las condiciones sanitarias. Las noticias van y vienen, y a mayor noticia, mayor respuesta. El rey Mohamed VI ha ordenado cerrar las fronteras igual que las decisiones tomadas en Europa. Aún no hay orden de emergencia como en Perú de no salir de sus domicilios pero parece que hacia a esas medidas nos dirigimos.

Estamos viviendo en el hogar Nazareth para discapacitados. Si a ellos les pasará algo, simplemente no los van a atender porque casi no son personas con derechos. Por ello, casi no salimos de la residencia para cuidar nuestra la salud y la de ellos. Además, pondríamos en riesgo la misión católica. Estamos viviendo en una zona parecida al centro de Lima como Jr. Paruro cerca del mercado central.

Han cerrado las mezquitas que es algo que les ha sorprendido a todos. Igual escuchamos el llamado por los parlantes, 5 veces al día. Yo estoy tranquilo siguiendo las noticias como estamos todos en estas situaciones difíciles”.

P. Miguel Arrieta, SJ (México)

Estudia Teología y Maestría en Filosofía.

“Aquí en México, el gobierno nos dice que seguimos en fase uno. Hasta la fecha (20 de marzo), vamos 164 infectados y un fallecido. Las clases en los colegios se suspendieron a partir de hoy viernes. Las recomendaciones son de quedarse en casa, guardar distancia social, lavarse las manos y estornudar “de etiqueta”. Hay muchas contradicciones entre el subsecretario de salud y el presidente, porque mientras el subsecretario pide mantener distancia y saludarse de lejos, López Obrador no deja de saludar y besar a la gente. Ayer dijo que no iba a declarar el toque de queda porque eso provoca racismo y clasismo, que cuando él le pida a la gente quedarse en casa sabe que le harán caso y que nada lo hará a la fuerza porque esta es una democracia. Por su parte, la sociedad civil ha comenzado a tomar medidas de manera independiente, al igual que algunos gobernadores de estados. Por ejemplo, a pesar que las universidades no han recibido órdenes de parar, la IBERO, junto a otras universidades particulares, ya pararon desde hace una semana. La gente, aunque no se haya decretado la cuarentena, se está quedando en casa. Sin embargo, mucha otra gente sigue en las calles, asistiendo a sus trabajos, tomando el metro, etc.

Así es que, viendo la propagación del virus en otros países, sabemos que seguirá expandiéndose, pero no vemos claro qué otras medidas se tomarán para combatirlo aquí en México. Por nuestra parte, en mi comunidad, ya no salimos de casa, al menos que sea muy necesario”.