El sábado 25 de setiembre se realizó la segunda fecha del Ciclo de Conversatorios “Autobiografía un diálogo ignaciano”. Este encuentro titulado “Ignacio, el cortesano militar” tuvo como invitado al P. Ignacio Rey Nores SJ, de la Provincia Argentina – Uruguay, y fue conducido por los PP. José Luis Gordillo SJ y Adolfo Domínguez SJ.

Siguiendo el mismo formato del primer conversatorio, el P. José Luis Gordillo SJ, director del Centro de Espiritualidad Ignaciana (CEI), brindó una breve bienvenida y recordó que este ciclo de conversatorios se realiza en el marco del Año Ignaciano que conmemora los 500 años de la conversión de San Ignacio de Loyola y los 400 años de su canonización junto a San Francisco Javier.

Por su parte, el P. Adolfo Dominguez SJ, historiador y miembro de la comunidad jesuita Beato Rupert Mayer (Huamanga, Ayacucho), reflexionó en torno al significado de ser caballero en la época de Ignacio de Loyola. “Para la época medieval hay tres tipos de personas: los que trabajan la tierra son los laboratores; los que se entregan al servicio de Dios, oratores; y los que se encargan de defender los intereses de la fe y del rey, los caballeros”. Ignacio creció rodeado de esta vida caballeresca, anhelando con ilusión llegar a ser uno de ellos. Leía diferentes libros que reforzaban esta idea, no llegó a ser escudero pero sí fue paje del Rey en le Corte de Valladolid.

Para el P. Ignacio Rey Nores SJ, párroco de la Parroquia San Ignacio de Loyola en Montevideo (Uruguay), esta etapa de la vida de Íñigo está marcada por el fuerte deseo de ganar honra. El contexto en el que crece refuerza su ideario caballeresco pero este anhelo está ligado a la finalidad de dar gloria a Dios. “Hay una realidad que está muy marcada por lo cultural pero a ello se le agrega esta experiecia de crisis a raíz de la bala de cañón y la convaleciencia lo va llevando a algo más personal, más de fondo. Hay una mirada interna que lo va a ir reconfigurando y también sanando”.

A la luz de la experiencia espiritual del fundador de la Compañía de Jesús, el P. Rey Nores reiteró la invitación a ver nuevas todas las cosas en Cristo, pues “la pandemia y las crisis que nos han tocado sortear nos ayudan a ver que, si perseveraramos en nuestro deseo de seguir al Señor de este modo, es porque el Señor nos ha mirado con cariño”. El jesuita nos invita a encontrar a Dios a través de la oración personal, de manera especial en este año que nos recuerda el gran ejemplo de Ignacio de Loyola.

Los invitamos a participar del tercer conversatorio que se realizará el 16 de octubre, a las 7 pm, a través del canal de YouTube de la Provincia “Jesuitas del Perú”.

Grabación completa del segundo conversatorio: