La huella de la Compañía de Jesús en América del Sur está más latente que nunca. A lo largo de países como Argentina, Brasil, Paraguay, Bolivia y Uruguay es posible descubrir el legado de una presencia que ha tenido clara influencia en la historia, cultura, educación y desarrollo de la región, entre muchos otros ámbitos.

Con diversas propuestas turísticas en cada uno de los países, desde hace un tiempo se ha logrado unifcar todas a través del denominado “Camino de los Jesuitas en América del Sur”, un viaje y propuesta que es posible descubrir de forma heterogénea.

“El Camino de los Jesuitas es un destino múltiple que comparte una sola identidad, única y genuina, a lo largo del itinerario que la Compañía de Jesús siguió durante más de 200 años para establecerse en América del Sur”, se menciona en el sitio web de este corredor turísticoe que se encuentra inmerso en una campaña de promoción de cara a la posibilidad de volver a viajar luego del impacto de la pandemia.

Esta propuesta permite el descubrimiento del gran legado cultural, espiritual y organizativo de los jesuitas y las comunidades. Ofrece la oportunidad de convivir con nativos que mantienen vivas sus costumbres desde hace siglos, es la contemplación de la avanzada arquitectura de sus estancias y misiones, muchas de ellas declaradas patrimonio mundial por la UNESCO, y de las maravillas naturales a su alcance. Es un viaje a la Cuenca del Plata, que incluye las subcuencas de los ríos Uruguay, Paraná y Paraguay, un viaje a estos cinco países, sus regiones y sus pueblos, El Chaco y el Guayrá, el Paraná y el Tapé, la Chiquitania.

A través de un recorrido por el sitio web es posible descubrir tanto la historia, como los países que integran el camino, además de la posibilidad de planificar el viaje. Es ahí donde surge información práctica, mapa del camino, operadores turísticos en cada país y referencia también a sitios vinculados al Patrimonio de la Unesco.

Conoce más en: https://www.caminodelosjesuitas.com