El Observatorio Vaticano, centro de investigación astronómica y educativa del Papa, acaba de lanzar un nuevo sitio web. El sitio trabajará para crear conciencia sobre las contribuciones católicas a la ciencia y hará que sus hallazgos estén más disponibles.

Establecido por el Papa León XIII en 1891 y dirigido actualmente por jesuitas, el Observatorio Vaticano es uno de los observatorios activos más antiguos del mundo.

Durante mucho tiempo han querido involucrar al público en un diálogo sobre la fe y la ciencia. Ahora, se espera que la nueva web sea la plataforma que cumpla con su misión de “avanzar en la comprensión científica de nuestro universo”.

El sitio se ocupa de la astronomía, la tecnología que respalda este campo, la física y las ciencias planetarias. También profundiza en la historia de la astronomía católica, así como en los efectos que sus hallazgos han tenido en la cultura y la sociedad.

El equipo de académicos religiosos, dirigido por el P. Guy Consolmagno SJ, mantiene a los lectores informados con los estudios más recientes y como extensión de esta cobertura han comenzado un podcast.

Esta es una característica relativamente nueva en la que los jesuitas presentan discusiones con autoridades científicas sobre astronomía. Sus episodios exploran escenarios hipotéticos, como las posibilidades de que la Tierra sea golpeada por un meteorito o las formas de vivir en la Luna. En su discusión sobre este último tema, se les unió la astronauta retirada Nicole Stott.

En una entrevista con Crux, periódico en línea de información relacionada con la Iglesia católica, el P. Consolmagno dijo de su trabajo:

“Mi fe me dice que Dios creó el universo … un universo que es lógico, hermoso y bueno. ¡Mi ciencia consiste en tratar de averiguar cómo lo hizo! En particular, estudio meteoritos, rocas del espacio exterior, que se remontan al origen del sistema solar y nos dan pistas sobre lo que estaba sucediendo en este vecindario, hace unos 4.600 millones de años”.

El P. Guy continuó señalando que el nuevo sitio web estuvo en desarrollo durante más de un año. A través de él, esperan dar a conocer su misión, así como sus formas de apoyo. El Observatorio del Vaticano se respalda por donaciones, recaudación de fondos y alcance educativo, como viajes, boletines y seminarios.

(Con información de Aleteia)