El 3 de junio de 2021, apenas dos semanas después de la apertura oficial del Año Jubilar Ignaciano en Pamplona y en todo el mundo, el Museo Estatal Ruso de Historia de la Religión, en el corazón de San Petersburgo, Rusia, ha inaugurado oficialmente una exposición titulada, “Ad Maiorem Dei Gloriam: Un solemne jubileo de la Orden de los Jesuitas”, exposición dedicada a la vida y a las actividades apostólicas de la Compañía de Jesús en el pasado y en el presente, desde sus tiempos gloriosos durante el imperio ruso hasta la presencia actual.

La exposición y el catálogo que la acompaña presentan un rico surtido de obras de arte y artilugios eclesiásticos, litografías, fotografías y grabaciones en vídeo que han estado en los almacenes del Museo desde la época soviética, cuando el Museo se llamaba Museo Estatal del Ateísmo y la Religión.

Son especialmente interesantes los numerosos libros y representaciones que pertenecieron a los colegios jesuitas de Polotsk, Vilna y otras ciudades del Imperio Ruso durante la época de la supresión de la Compañía hasta la expulsión de los jesuitas en 1815. En yuxtaposición, los visitantes ven y aprecian más de 200 imágenes en color presentadas como impresos y a través de pantallas digitales que ilustran las actividades actuales de la Compañía en Rusia como “Región Independiente de la Compañía de Jesús”.

Los jesuitas contemporáneos gozan de un protagonismo especial: El Papa Francisco, el cardenal Sigitas Tamkevičius SJ, de Lituania, que pasó muchos años en Siberia como preso político; el obispo Joseph Werth SJ, uno de los tres primeros obispos ordenados en 1991 con el regreso de las estructuras eclesiásticas en la entonces Unión Soviética; y el difunto Miguel Arranz SJ, muy conocido en Rusia por sus escritos y su colaboración con la Academia Ortodoxa de Leningrado durante la época soviética como erudito de renombre mundial de la liturgia en rito oriental.

La exposición quedará abierta hasta el 12 de septiembre de 2021.

(Con información de Jesuits Global)