La Asociación Jesús Obrero-CCAIJO, centro social jesuita que trabaja promoviendo el desarrollo de las comunidades indígenas y campesinas de Quispicanchi (Cusco), celebró 50 años de vida institucional con una Eucaristía realizada en el Templo de la Compañía, presidida por Mons. Richard Alarcón, Obispo del Cusco, y concelebrada por el P. Víctor Hugo Miranda SJ, Superior Provincial del Perú. 

Durante la Eucaristía se agradeció a todas las personas e instituciones que han colaborado en el crecimiento de esta obra, haciendo posible que pueda seguir al servicio de los demás.

En su homilía, Mons. Alarcón mencionó que la “Iglesia está llamada siempre a buscar caminos de compromiso social y creo que esto es una lección. Si esta asociación ha llegado a estar donde está ahora y dar frutos, significa que estamos sembrando semillas de justicia en la sociedad”. También felicitó a los miembros de esta institución y los invitó a mirar el futuro con esperanza, con el objetivo de seguir ofreciendo un mañana mejor en favor de los jóvenes, las familias y las comunidades. 

Por su parte, el P. Provincial Víctor Hugo Miranda SJ agradeció a Dios por tanto bien recibido durante estos años, a sus compañeros jesuitas, a todas las autoridades presentes en la Eucaristía y a los miembros que forman parte de esta institución, expresó también su deseo de que “el CCAIJO siga siendo un espacio que aporte al desarrollo, sobre todo, de aquellos que más lo necesitan”.   

Registro fotográfico de la Eucaristía