El P. Manuel Díaz Mateos partió a la Casa del Padre a los 81 años de edad, 62 años de vida en la Compañía, 49 de su ordenación sacerdotal y 40 años de haber hecho los Últimos Votos.

La vida del P. Manolo se contiene en dos líneas transversales que la recorren de forma continua: el servicio a la formación de los jesuitas y su pasión por la Palabra. Respecto a lo primero, todos sus destinos apostólicos estuvieron en casas de formación desde el magisterio hasta el año 2002, lo cual significa que estuvo presente en la formación de los jóvenes jesuitas durante casi 40 años.

Su aporte a la formación no solo se limitó a los jesuitas, sino que también generaciones de seminaristas y religiosos/as disfrutaron de su calidad humana e intelectual, tanto en la Facultad de Teología de Lima como en el ISET, donde fue profesor de forma simultánea por más de 20 años hasta 1997. También fue docente en la UARM desde su inicio y encargado de pastoral.

Respecto a la relación con la Palabra, su vida hizo realidad el versículo del profeta Jeremías: “tus palabras eran mi gozo y la alegría de mi corazón”. Ese amor a la Palabra le llevó a explorar todas sus dimensiones: la fe”. investigó, enseñó y, sobre todo, la proclamó con su vida. Una última dimensión de su relación con la Palabra fue la de escribir sobre ella. En este sentido fue un prolífico escritor. Entre sus obras destacan “Apocalipsis fuerza de la esperanza”, “El sacramento del pan”, “Le hablaré al corazón” o “La justicia que brota de la fe”.

Su Misa Funeral se llevará a cabo este sábado 28 de julio, a las 10 am, en la Parroquia Nuestra Señora de Fátima.

Nota necrológica completa en http://inmemoriam.jesuitas.pe/.