El Congreso “Ecología integral y Sínodo Amazónico” realizado en la Pontificia Universidad Católica de Ecuador, en Quito, del jueves 12 al viernes 13 de setiembre, cerró la preparación inmediata al Sínodo de los Obispos para la Región Panamazónica. El Cardenal Pedro Barreto SJ, Arzobispo de Huancayo, intervino con una ponencia en la que destacó la importancia de uno de los pulmones del planeta, el Amazonas, y la reflexión sobre la crisis climática propuesta por el Papa Francisco en la Encíclica Laudato Si.

“En palabras del Papa Francisco se experimenta un movimiento eclesial del centro a la periferia. Por otro lado, los habitantes de la Amazonía van comenzando a dejar de ser invisibles para la sociedad. Con la convocatoria del Sínodo por el Papa Francisco el 15 de octubre de 2017, los pueblos amazónicos se están convirtiendo en el centro de las preocupaciones pastorales de la Iglesia”, aclaró el Cardenal.

Mons. Barreto hizo una pregunta a los presentes: ¿Por qué el Sínodo sobre la Amazonía ha despertado críticas en algunos pequeños sectores de la Iglesia y de la sociedad? Su respuesta fue clara: “Dentro de la Iglesia algunos piensan que con la realización de este Sínodo Amazónico se afectará la doctrina de la Iglesia. En realidad, ellos están más preocupados por el contenido de la fe que por las personas que desean vivir el encuentro personal y comunitario con Cristo. No es de extrañar estas críticas internas a la Iglesia y en especial a nuestro querido hermano Francisco, como lo suelen llamar los mismos indígenas a lo largo y ancho de la Panamazonía. Jesús mismo las sufrió de sus enemigos que lo acompañaban a todas partes para observarlo hasta en los más pequeños gestos y acciones para criticarlo abiertamente. Pero el pueblo sencillo seguía a Jesús, como ahora a Francisco”.

Los poderes económicos justifican actual sistema mundial

En la actualidad, dijo en su ponencia, los que “detentan el poder económico y los políticos se unen a ese pequeño grupo de católicos para buscar cómo dejar fuera a Jesús y su misión de anunciar el Reino de Dios a los pobres y excluidos de la sociedad. Igual hoy sucede con el Papa Francisco y con todos aquellos que deseamos salir al encuentro de Cristo en el cuidado de la vida y de nuestra casa común desde el gran bioma que es la Amazonía y de las culturas ancestrales que se han desarrollado allí durante miles de años”.

Así el Papa Francisco afirma que “los poderes económicos continúan justificando el actual sistema mundial, donde priman la especulación y una búsqueda de la renta financiera que tienden a ignorar todo contexto y los efectos sobre la dignidad humana y el medio ambiente” (LS Nº 54).  Por eso una hermana indígena colombiana afirmó en un encuentro realizado recientemente en Bogotá: « Los políticos no tienen tiempo para escucharnos, los empresarios menos; pero el Papa Francisco sí tiene tiempo para escucharnos con gusto y atención » . Este es un signo de los tiempos de esperanza y de acción conjunta”.

Los jóvenes reclaman un cambio

 “Los Hijos de la Luz más astutos que los hijos de las tinieblas…” Ésta es nuestra fuerza imparable”, dijo el cardenal citando palabras del Evangelio, afirmando que la Iglesia está despertando del letargo y la indiferencia. Como Iglesia Católica, dijo, hemos levantado la voz ante el clamor de la tierra y de los pobres al mirar, con ojos de fe y esperanza a la gran Amazonía y a los que viven en ella. “Estamos ya en la recta final de la preparación inmediata del Sínodo especial sobre la Amazonía que se realizará en Roma del 6 al 27 de octubre próximo. Y ahora, por la preocupación de los políticos y empresarios sobre la Amazonía, podemos decirle al Señor que los hijos de la luz son más astutos que los hijos de las tinieblas”, señaló Mons. Barreto.

Tras mencionar a la activista medioambiental Greta Thumberg, de 16 años, el Cardenal también afirmó, retomando la Laudato si, que “los jóvenes nos reclaman un cambio. Ellos se preguntan cómo es posible que se pretenda construir un futuro mejor sin pensar en la crisis del ambiente y en los sufrimientos de los excluidos”.

Con información de Vatican News