El Padre Paul Béré, sacerdote jesuita nacido en Burkina Faso, está haciendo historia como el primer africano en ganar el premio Ratzinger, otorgado a académicos cuyos trabajos han contribuido notablemente en el campo de la Teología. Se considera el premio a la teología académica más prestigioso del mundo.

“Estoy muy sorprendido de haber recibido este premio, y estoy muy agradecido con el comité científico por el honor de estar a la vanguardia de África por este premio”, dijo Beré a Vatican News poco después del anuncio.

“Creo que esto es un estímulo para todos los trabajos teológicos realizados en África. Una teología que está atenta a lo que la comunidad cristiana está viviendo en nuestro territorio”, agregó.

El lunes 30 de septiembre el P. Federico Lombardi, Presidente de la Fundación Joseph Ratzinger -Benedicto XVI, y el Cardenal Gianfranco Ravasi, Presidente del Pontificio Consejo para la Cultura, presentaron a los ganadores del Premio Ratzinger 2019.

Los galardonados son elegidos por el Papa Francisco luego de ser propuestos por un consejo científico compuesto por cinco cardenales que son miembros de la curia. Cada ganador recibirá un cheque por $ 87,000.

El P. Béré, quien es profesor del Instituto Bíblico Pontificio con sede en Roma, explicó que recibió el premio por su trabajo sobre la figura del profeta Joshua. A su vez, el sacerdote jesuita mencionó que las dos dimensiones de la figura del profeta Joshua, como dirigir la comunidad cristiana que se le confió con dedicación y su relación con su predecesor Moisés, son fuente de inspiración para que la Iglesia en África transmita sus valores de una generación a otra.

“Esta es también una inspiración que puede ayudar a la Iglesia en Africa a trabajar para transmitir de una generación a otra la misión que recibimos del Señor en las esferas eclesiales y políticas”, dijo.

El sacerdote, también miembro de la Comisión Internacional Anglicano-Católica Romana (ARCIC), enfatizó la necesidad de una “africanidad” en las iglesias africanas que exigen al continente que se levante para enfrentar sus desafíos.

“África puede encontrar una solución a todos sus problemas internos, lo que nosotros simplemente necesitamos es el más mínimo deseo de compartir las soluciones en todo el continente”, declaró Beré sobre el estado de la misión de evangelización en África.

El Padre Béré recibirá su premio el 9 de noviembre de 2019 en el Palacio Apostólico del Vaticano del Papa Francisco. El filósofo Charles Margrave Taylor, un pensador católico canadiense, también recibirá este premio el mismo día.

(Con información de Jesuitas de África y Madagascar)