El domingo 6 de octubre se dio inicio al Sínodo Panamazónico en Roma, donde 283 participantes debatirán hasta el 27 de octubre sobre la evangelización y la ecología en el gran pulmón verde del planeta. En la Santa Misa de apertura, el Papa Francisco condenó los “nuevos colonialismos”, pero también recordó a todos los misioneros que han dado la vida en defensa de la región.

“Dios nos guarde de la avidez de los nuevos colonialismos. El fuego aplicado por los intereses que destruyen, como el que recientemente ha devastado la Amazonia, no es el del Evangelio”, planteó el Pontífice durante su homilía. Antes también planteó una autocrítica: “Cuántas veces el don de Dios no ha sido ofrecido sino impuesto, cuántas veces ha habido colonización en vez de evangelización”.

El Sínodo tiene una participación récord de 35 mujeres, además de expertos y padres sinodales llegados desde todo el mundo. Entre ellos participan los jesuitas peruanos Mons. Pedro Barreto, Presidente Delegado del Sínodo y Vicepresidente de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM); Mons. Alfredo Vizcarra, Obispo del Vicariato de Jaén; P. Pablo Mora, miembro de la Secretaría General del Sínodo; y P. Fernando Roca, asesor experto. 

La mañana de este 7 de octubre comenzó propiamente la labor del Sínodo con un momento de oración en el interior de la Basílica de San Pedro. Luego los participantes se han dirigido en procesión hacia el aula Paulo VI donde tendrán lugar las sesiones de trabajo.