La Compañía de Jesús en el Perú lamenta profundamente el fallecimiento del P. Johannes Siebner SJ, Provincial Jesuita de Alemania, ocurrido este jueves 16 en el hospital comunitario de Havelhöhe (Kladow, Berlín). A fines de enero, tuvo que dejar sus deberes como Superior Provincial debido a un tumor cerebral. Fue la última y más alta de sus funciones, que ejerció con gran dedicación y alegría. Hacemos llegar nuestras condolencias a toda la Provincia Jesuita Alemana, así como a la familia del P. Johannes.

Johannes Siebner nació en Berlín el 24 de agosto de 1961. Después de graduarse del Canisius-Kolleg en Berlín, estudió Ciencias Políticas y Religión Católica. Se unió a la Compañía de Jesús en Münster en 1983. Después de estudiar Filosofía en Munich y trabajar con el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) en Malasia, estudió Teología en la Facultad Jesuita de Sankt Georgen en Frankfur. Fue ordenado sacerdote en 1992 en Colonia y realizó trabajo pastoral en Erfurt. En 1993, asumió su primer cargo como director espiritual en el KSJ (Katholische Studierende Jugend) y profesor de Religión en Sankt-Ansgar- Hamburg Schule. En 2001, fue nombrado director de la universidad jesuita Kolleg St. Blasien en la Selva Negra, al suroeste de Alemania. En 2011 asumió el cargo de Rector del colegio jesuita Aloisius-Kolleg en Bonn-Bad Godesberg.

Su Provincia lo eligió dos veces como Delegado en Congregaciones Generales de la Compañía de Jesús. Durante la 36ª Congregación General, el P. General Arturo Sosa lo nombró Provincial, con la tarea de fundar una nueva Provincia de Europa Central con las Provincias de Austria, Lituania-Letonia y Suiza. Asumió el cargo de Provincial el 1° de junio de 2017.

La trayectoria del P. Johannes Siebner está marcada por la preocupación pastoral de la Compañía: “ayudar a las almas”. Como sacerdote en Hamburgo, renovó y describió el concepto de “trabajo juvenil asociativo”, también más allá de la región de Hamburgo. Su alegría y elocuencia durante sus discursos públicos lo hicieron conocer mucho más allá de las fronteras de la Compañía y lo convirtieron en un interlocutor, pastor, consejero y orador competente y solicitado. Participó en la fundación del “Centro para la Educación Ignaciana” (en Ludwigshafen), cuyas bases inició a través de diferentes publicaciones académicas. En sus numerosas actividades siempre fue un religioso extremadamente filantrópico, con gran sentido del humor, claro en el análisis y al mismo tiempo sensible.

La revelación de casos de abuso en colegios de la Compañía de Jesús sacudió en gran medida al P. Siebner, quien asumió la responsabilidad de las instituciones hacia las víctimas. En innumerables conversaciones con las personas involucradas, pero también con las familias, ex alumnos, empleados y colegas, permitió la re evaluación individual e institucional. En situaciones de toma de decisiones extremadamente complejas, soportó la hostilidad desde las direcciones más diversas sin perder de vista el objetivo: la justicia para las víctimas, la protección de los alumnos y todos aquellos que confían en la atención pastoral.

Su prematura muerte es una gran pérdida para la Compañía. Oramos por su eterno descanso en los brazos del Padre.

(Con información de los Jesuitas de Suiza)