La Red Ignaciana Global de las Migraciones (GIAN Migraciones) es una red global de las organizaciones y centros sociales jesuitas que acompañan a refugiados, migrantes forzados y desplazados internos a través de la atención humanitaria y espiritual, la defensa de sus derechos de los migrantes, y promoción de una cultura de la hospitalidad, en respuesta a las Preferencias Apostólicas Universales de la Compañía de Jesús. Compartimos su informe 2021, titulado “Conectados en la globalidad de la migración y la hospitalidad”.

Compartimos un mundo y una historia en movimiento. Hay tanta diversidad en ellos como países, como fronteras, como personas. Sin embargo, identificamos rasgos comunes en el contexto migratorio, reforzados en estos tiempos marcados por la pandemia global de la COVID- 19. La pandemia no ha detenido al mundo, situaciones como la de Afganistán o el terremoto de Haití explican muy claramente la estrecha conexión entre las causas de la injusticia y la migración forzada.

A la luz de estos elementos comunes del contexto, planteamos algunas alertas y recomendaciones generales que creemos que deben guiar nuestro apostolado de la migración forzada en la Compañía de Jesús, como se nos pide en las Preferencias Apostólicas Universales, y en los llamados del Papa Francisco para acoger, promover, proteger e integrar a las personas migrantes. No se trata solo de migrantes, sino de la humanidad entera, por eso, nuestra misión debe ser una misión para todos, con un horizonte de reconciliación y justicia desde caminos de hospitalidad.

“La hospitalidad es un modo concreto de no privarse de este desafío y de este don que es el encuentro con la humanidad más allá del propio grupo. Aquellas personas percibían que todos los valores que podían cultivar debían estar acompañados por esta capacidad de trascenderse en una apertura a los otros”. Papa Francisco. Fratelli Tutti (n. 90).


(Con información de la CPAL)